Tema 3: Medios audiovisuales: la radio

BREVE HISTORIA DE LA RADIO EN ESPAÑA Y AMÉRICA LATINA

A nivel radiofónico, Argentina sobresale nuevamente por su adopción temprana de este medio de comunicación. Las primeras emisiones regulares arrancaron ya en 1920, con la ya mencionada retransmisión de la ópera Parsifal desde el Teatro Coliseo de Buenos Aires, el 27 de agosto de 1920, como punto de partida.  

Aunque las emisiones en pruebas se realizaron en los años previos, la primera emisora de radio en España arrancó en noviembre de 1924. Se trata de EAJ-1 Radio Barcelona, hoy en día integrada e la Sociedad Española de Radiodifusión, Cadena SER, una empresa privada que forma parte del Grupo PRISA.

El nombre proviene de los códigos de los radioaficionados: E por España, AJ porque así se llaman las estaciones de telegrafía sin hilos, y 1 por ser la primera. La segunda emisora de Radio en España, fue EAJ2, Radio España de Madrid.

Ya en 1937, durante la Guerra Civil española, nació en el seno del bando franquista la llamada Radio Nacional de España, emisora pública hoy integrada en la corporación de Radio Televisión Española (RTVE).

Por su parte, en América Central, es hacia 1930 cuando nacen las primera emisoras de radio. Unos años más tarde se iniciaban las emisiones a través de la Frecuencia Modulada (FM), lo que supuso un importante avance tecnológico que comportó, entre otros, una mejora de calidad del sonido. 

Esta tecnología ha sido la usada mayoritariamente por las emisoras de radio dese los años 60 del siglo XX, tanto en América como en Europa. 

CARACTERÍSTICAS Y FUNCIONES DE LA RADIO

En referencia a la labor informativa, la radio presenta diversas características que la hacen atractiva y la diferencian de los otros medios. A continuación, veremos alguna de las características principales de la radio:

→ Está dirigida a públicos amplios y heterogéneos. Es un medio de comunicación masivo. Llega a todos los públicos y es el medio de mayor alcance, ya que llega a todas las clases sociales. La audiencia potencial es mayor a otros medios.

→ La información que transmite es inmediata.

→ Llega al oyente de forma más personal que otros medios. Emisor y receptor se comunican sin verse.

→ Ofrece un cierto grado de participación en el acontecimiento o noticia.

→ La radio posibilita que el receptor imagine lo que se le está transmitiendo, éste crea sus propias imágenes mentales: a no proporcionar imágenes, estimula la imaginación del oyente.

Hoy en día se escucha la radio a través de la Internet muchas de las grandes emisoras de radio tienen sus emisiones en Internet, que llega rápidamente a un público global (compitiendo con la televisión). El medio radiofónico tiene la ventaja de que, en comparación con otros medios, posee la inmediatez en el seguimiento de las noticias, facilidad para transmitir ideas, así como para el intercambio de opiniones.

Es unisensorial, es decir, su único soporte es el sonido. Se vale de un único sentido. Al no proporcionar imágenes,  exige más claridad y concisión del mensaje.

Los mensajes sean secuenciales, se emiten uno tras otro, en un orden que el oyente no puede modificar. (En el caso de la prensa, el lector es quien decide qué lee y en qué orden lo lee).

Los mensajes son fugaces, no permanecen en el tiempo, son efímeros, sino que se pierden una vez han sido emitidos. (En el caso de la prensa, el lector tiene la posibilidad de detenerse en un titular o volver a leer un texto).

Los mensajes son unidireccionales, la audiencia no puede intervenir cuando el comunicador radiofónico está dando una noticia, moderando un debate o realizando una entrevista.

Los mensajes en la radio también son redundantes. Es una consecuencia de la fugacidad. Es una forma de asegurar la correcta  descodificación del mensaje. Pero esto lleva consigo unas consecuencias: limita la información (pues en la radio solo se pueden expresar unas pocas líneas en cada emisión) y un cierto peligro de monotonía (ya que esta repetición puede provocar aburrimiento).

La radio tiene un gran poder de sugestión, ya que se produce una reconstrucción y recreación del mundo real a través de voces, ruidos, la música y el silencio. Pero también permite la creación de un mundo imaginario (es un productor de sueños).

Como medio de comunicación la radio juega un papel importante dentro de la sociedad y posee un orden de prioridades con respecto a la función de los medios masivos de comunicación. Sus funciones son similares a las de otros medios como la prensa o la televisión, aunque con alguna particularidad:

Información. La radio es fundamentalmente informativa en todos sus aspectos. Esto incluye la libertad de emitirla y recibirla. Libertad de expresión y derecho a la información. Pero la radio juega un papel informativo fundamental en las sociedades no desarrolladas: por su capacidad comunicarse con un público que no necesita formación específica para descodificar el mensaje que se transmite (un hecho que tiene especial importancia con públicos que no saben leer). Pero también para todos aquellos oyentes que no tienen tiempo de leer.

La radio permite contenidos que permiten el conocimiento y el análisis de asuntos que son de interés púbico.  Refleja además la diversidad de los distintos sectores de la sociedad, permitiendo de este modo una pluralidad informativa.

Educación y cultura. Se considera que la radio en su papel de informar, también educa. Así, informa y proporciona todos los elementos necesarios que requiere una sociedad para hacer más fácil la vida dentro de ésta, de esta forma se contribuye a mejorar la comunicación y el conocimiento de los individuos dentro de la sociedad. La radio juega un papel muy importante en campañas de alfabetización (por ejemplo, en muchos países latinoamericanos), a través de programas educativos. Atiende por tanto, las necesidades culturales y educacionales que reclama la sociedad.

Movilización social. En ocasiones la radio tiene la función de promover la cultura democrática a través de la participación ciudadana.

Entretenimiento. La radio al igual que otros medios de comunicación tiene un papel al servir de entretenimiento y diversión.

Publicidad. Tanto publicidad comercial como autopromoción.

 

ESTRUCTURA DEL SECTOR RADIOFÓNICO

Se denomina gran emisora a toda aquella que se dirige a una población superior a las quinientas mil personas. Cuanto más grande sea la emisora de radio y cuantos más programas emita, más personal necesitará. En este apartado nos aproximaremos al organigrama de una emisora de radio de gran cobertura y que ofrece una programación generalista (por ejemplo, en el caso de España (cadena Ser,  autonómicas, la Radio Galega, etc.). 

Las programaciones llamadas generalistas realizan tipos de contenidos y ofrecen a los oyentes diferentes espacios: informativos, debates, tertulias, programas de entretenimiento, retransmisiones deportivas, musicales, etc. Esto implica también que la radio que quiera llevar a cabo tal variedad de contenidos, deberá contar con un organigrama amplio y bien definido. 

→ El organigrama

El organigrama tipo de una radio como esta podría estructurarse de la siguiente manera: 

→ El Consejo de Administración

En primer lugar, se sitúan los propietarios de la emisora (representados generalmente por un Consejo de Administración). Este Consejo es el que aprueba o rechaza los presupuestos o el que nombra los cargos de responsabilidad en la emisora. 

→Director general y director financiero

Por debajo del Consejo de administración, está el director general (nombrados como hemos dicho, por el Consejo de administración). El director general lleva todo el peso de la emisora y debe cumplir los objetivos que el Consejo  haya previamente establecido. 

El director financiero es el responsable de organizar y controlar la administración y  finanzas de la empresa emisora. 

Siguiendo el orden del organigrama encontramos diferentes cargos con distintas funciones y responsabilidades, así, podemos encontrar; el director de programas, director de producción, responsable o jefe técnico, responsable o jefe comercial, y responsable de Comunicación de la emisora o relaciones públicas, de los cuales a su vez dependen también otra serie de cargos de inferior categoría. 

El director de programas es el encargado de coordinar todos los espacios que se producen en la emisora. De él dependerán por ejemplo, los directores de los servicios informativos, de los espacios musicales y de los deportivos, etc. 

Por su parte, el director de producción tiene la responsabilidad de organizar todas grabaciones y emisiones de anuncios, tanto promociones internas de la emisora, como publicidad exterior (comercial o institucional). Este, además, deberá trabajar estrechamente con los responsables comerciales o con los directores de programas. 

LA VOZ Y OTROS RECURSOS SONOROS

A través de la voz se produce el primer contacto con el receptor. La voz identifica al emisor (el timbre), sitúa al hablante en la mente del receptor. Es la coz la que crea la imagen acústica del emisor (imagen mental del oyente).

→ El mensaje radiofónico

La radio es el medio de comunicación que emite para ser oído. Para la preparación de un programa o la redacción de un guion se debe tener en cuenta, además del buen uso de la lengua, también sus particularidades. La buena combinación de la totalidad de sus elementos diferencia un programa de calidad. 

Al ser componentes que deben ser expresados por medio de la técnica, será necesario conocer su función y sus posibilidades de aplicación. El conjunto de los mismos depende finalmente del dominio del periodista en la mesa de mezclas.

El locutor

Un locutor es la persona que habla a través de la radio, presenta programas, efectúa el enlace de continuidad de los informativos de radio y noticieros de televisión. Conduce o anima la continuidad de cualquier programa. Difunde comunicados y avisos, así como mensajes publicitarios, promocionales, institucionales, etc. Difunde boletines informativos, noticieros y narra noticias. Cubre espacios muertos con entrevistas, recurre a material de archivo, resume en titulares las intervenciones hechas en un programa o resume los acontecimientos ya narrados para evitar silencios. El locutor de radio debe caracterizase por una magnifica agilidad mental, ya que en este medio prima la inmediatez.

El redactor

El periodista radiofónico es un transmisor de la información, que realiza múltiples tareas: redactar, producir, editar, presentar, colaborar con producciones de distintos formatos como informativos, tertulias, debates, entrevistas, directo, indirecto. El periodista debe saber seleccionar, valorar y elaborar la información radiofónica. Tiene que tener cierta creatividad para integrar en un solo acto comunicativo todos los elementos expresivos de la técnica radiofónica.
Durante la retransmisión de un evento, el profesional radiofónico debe adaptarse al transcurrir del acontecimiento, del suceso. Generalmente, se recurre a la improvisación al tratarse de un formato sin guión. El informador debe mostrar habilidad para observar todo lo que acontece y transmitirlo con riqueza de detalles.

El productor

El periodista radiofónico es un transmisor de la información, que realiza múltiples tareas: redactar, producir, editar, presentar, colaborar con producciones de distintos formatos como informativos, tertulias, debates, entrevistas, directo, indirecto. El periodista debe saber seleccionar, valorar y elaborar la información radiofónica. Tiene que tener cierta creatividad para integrar en un solo acto comunicativo todos los elementos expresivos de la técnica radiofónica.
Durante la retransmisión de un evento, el profesional radiofónico debe adaptarse al transcurrir del acontecimiento, del suceso. Generalmente, se recurre a la improvisación al tratarse de un formato sin guión. El informador debe mostrar habilidad para observar todo lo que acontece y transmitirlo con riqueza de detalles.

El oyente

En ocasiones el oyente puede acceder en los espacios informativos a un determinado programa radiofónico, ya sea como representante de asociaciones, identidades o grupos sociales o políticos, o como particular. De forma que los oyentes pueden participar en aquellos programas donde se pida su intervención (a través del teléfono, llamadas, correo electrónico, sms, etc.).

 

Recursos sonoros

 

El mensaje radiofónico se constituye fundamentalmente en base a los siguientes elementos orecursos sonoros:

 La palabra hablada. La voz

 La música

 Los efectos sonoros

 El silencio

 → La palabra hablada

 La voz humana es la encargada de organizar el mensaje radiofónico. El significado de lo que se pretende expresar depende, en gran medida, del juego del resto de los elementos en referencia a la palabra. A través de la voz se establecen los límites expresivos. Gracias a ella el resto de los componentes adquiere el sentido que se le quiere dar a un mensaje. En la radio es la voz la que de forma más clara puede expresar un concepto, una idea, un hecho. La lengua juega un papel fundamental en este medio, mientras que el silencio, la música o los efectos sonoros tienen características y funciones especiales.

 Por ser el principal elemento del mensaje radiofónico, la voz tiene una especial importancia. Contra lo que pueda creerse, en la radio no es tan común la improvisación, sino que la utilización de la voz se estructura previamente. Lo que el locutor dice está creado para la audiencia determinada, con un lenguaje específico.

 Las palabras del locutor deben estructurarse antes de ser emitidas y adaptarse al resto de componentes como la música, los efectos sonoros o el silencio. Para ello se redacta un guion, en el cual la voz es uno más de los elementos del conjunto.

 → La música

Posee una singular importancia en la radio y cumple diversas funciones en el mensaje radiofónico. La radio no se entiende sin música. Desde las emisoras especializadas en música hasta las especializadas en noticias, todas las emisoras de radio la utilizan como un elemento básico del mensaje radiofónico. La música, en lugar de ideas y conceptos, transmite estados de ánimo.

 La música es y ha sido una constante radiofónica. Su importancia en la programación se ha desarrollado paralela a la evolución del medio radiofónico. Se puede emitir como un mensaje autónomo o se puede utilizar como complemento. Ambos aspectos poseen suma importancia en la radio.

 Cualquier medio de comunicación (en este caso, la radio) ofrece diferentes tipos de comunicación, no sólo la informativa. A través de la difusión de música,  la radio ofrece una comunicación fundamentalmente emotiva. La música constituye así un elemento fundamental en la narración radiofónica. La música entretiene y acompaña y no necesita atención para su seguimiento.

 Como funciones de la música en la radio se pueden nombrar

 Ambientación de una época. Para ubicar al oyente en un espacio o época pasada.

Imprimir o subrayar en un discurso oral el carácter humorístico, romántico épico, violento de determinados mensajes.

Sirve  de elemento de transición para encadenar partes del discurso.

Función expresiva. Crear un clima emocional debido a las connotaciones afectivas de la música.

Función descriptiva. Puede describir un paisaje, ubica el lugar donde discurren los hechos.   

Función de acompañamiento. Con una función exclusivamente estética, para acompañar. Puede arropar la palabra, es el fondo en el que la palabra se apoya.

→ Emisión exclusiva. Radios especializadas

Se trata de un tipo de radio especializada. Es el caso de las emisoras que se dedican únicamente a emitir música. Los locutores cumplen aquí la función de presentar las diferentes obras o canciones y la programación está estructurada en base a la emisión musical.

→ Complemento de la voz

La ambigüedad del mensaje musical permite que su utilización en la radio sea un complemento de la voz. Su función puede ir desde el acompañamiento de fondo, completando los espacios de silencio entre las palabras del locutor, hasta el reforzamiento de la expresión o la sugerencia directa de estados de ánimo.

→ Reconocimiento

También se utilizan extractos musicales o breves composiciones que sirven de reconocimiento para un determinado espacio radiofónico. Desde la cortina del programa hasta la ráfaga, siempre se recurre a la música. Su utilización de forma repetida permite que los oyentes 'reconozcan' un espacio radial o una emisora.

→ Carácter narrativo

A través de la música, como ya hemos dicho, se puede también estructurar el mensaje radiofónico. Se puede comenzar con la ráfaga habitual del programa y luego redefinir espacios con una música o sintonía diferente. Para esta función es necesario tener en cuenta que hay ciertos tipos de música que sugieren estados de ánimo o sensaciones determinadas. Así como los tonos agudos corresponden a la alegría o las emociones fuertes (p. ej.: los tonos más graves como el del piano o el violonchelo se corresponden con la tristeza o tranquilidad).

La utilización de la música para estas funciones depende a su vez de la duración de ésta y de cómo se estructura en relación con el resto de los elementos. Hay que tener en cuenta también la hora de la emisión.

Entre las reglas generales de la utilización de la música en la radio se nombra generalmente la necesidad de mantener una unidad de estilo, así como de evitar los títulos conocidos, salvo que se haga de forma expresa.

→ Los efectos sonoros

Para la elaboración de programas radiofónicos se suele utilizar además de la música y la palabra, efectos de duración breve que tienen como principal función caracterizar o contextualizar el mensaje. Funcionan como complemento del resto de los elementos,  son sonidos inarticulados o de carácter musical que producen una cierta respuesta.

Los efectos pueden extraerse de composiciones musicales o grabarse a partir del sonido de otros objetos (p. ej.: el chirrido de una puerta al abrirse o cerrarse es un típico efecto que puede sugerir soledad o vivienda deshabitada. Por medio de estas sonoridades se reconstruye una cierta realidad. Sirven también para dramatizar una expresión. Para utilizar de forma adecuada este elemento es necesario saber exactamente qué se quiere expresar y evaluar si el efecto que se utiliza es adecuado para ello.

Dentro de los efectos sonoros, destacamos:

→ Cortinilla o ráfaga

→ Careta

→ Sintonía

→ El indicativo

→ Cuña

→ Cuñas de promoción

→ Golpe

→ Golpe musical

→ Cortinilla o ráfaga

También llamada ráfaga, es la señal sonora que separa secciones, noticias o párrafos en un espacio radiofónico. En determinadas ocasiones cumple una función gramatical: si su duración es de 4 segundos equivale al punto y seguido; las de 8 segundos corresponden a un punto y aparte.

→ Careta

Señal sonora que sobre la sintonía o fondo musical incluye créditos, títulos fijos y otros textos sobre los contenidos de un espacio de radio.

→ Sintonía

Señal sonora, generalmente una melodía, que marca el comienzo y el final de un espacio radiofónico. Sirve para identificarlo entre los demás. Se compone generalmente de una secuencia musical breve.

→ El indicativo

Montaje sonoro muy breve que identifica a una emisora ante el oyente. Incluye música, palabra y cualquier recurso radiofónico. Por ejemplo: Radio Cinco, todo noticias: la información al instante.

→ Cuña

Montaje breve, que puede incluir música, palabra y otros recursos sonoros, destinado a la venta de un producto comercial (cuña publicitaria), o a captar audiencia para un espacio de radio (cuña promocional).

→ Cuña  de promoción

Sirven como cuñas publicitarias para promocionar la propia cadena o alguno de sus programas.

→ Golpe

Efecto sonoro que sirve para acentuar un instante concreto de un espacio de radio. Puede incluir música, palabra y otros recursos. Se utiliza cuando se desea subrayar una situación, destacar a un personaje, etc.

→ Golpe musical

Es una música breve que da énfasis a una determinada acción. Es semejante a la ráfaga.

 

→ Tipología del sonido

Naturales. Procedentes de la naturaleza. Están ajemos a cualquier tecnificación son irrepetibles y fugaces.

Creados. Son aquellos que se han creados por una intervención humana.

Reconstruidos. Son aquellos que son consecuencia de un registro técnico. Son una grabación, son por tano, repetibles. A voluntad del oyente y además se pueden manipular.

Recreados. Se trata de grabaciones para ser difundidas (por ejemplo, los CD),  no se pueden manipular, son productos “cerrados”.

Radiofónicos.  Son aquellos que son el resultado de la difusión por el medio radiofónico. No se trata solo de una difusión sino de una transformación, a todos estos sonidos la radio les da otra dimensión tecnificada. El sonido que llega al receptor no es el mismo que entra en el micrófono.

→ El silencio

 El silencio forma parte del lenguaje radiofónico, al igual que los elementos mencionados hasta ahora. El silencio es capaz de expresar, narrar y describir... Aparece en la radio cuando se produce la ausencia total de sonido, es decir, cuando no hay voz, ni música, ni efectos sonoros, aunque su verdadero sentido sólo podrá ser captado por el oyente siempre y cuando su presencia guarde relación con los elementos que lo preceden o con aquellos que le sigan.

Su utilización es tan necesaria como compleja. Su utilización es muy limitada, ya que el oyente puede considerarlo como información no deseada, como un fallo técnico, como una interrupción de la comunicación o como un "ruido" y además provoca pérdida de credibilidad. Por tanto, no se puede abusar de él, en tanto que el silencio puede dar la sensación de que algo no funciona bien en la emisora.

Sin embargo, permite de manera especial reforzar la expresividad y darle peso a las palabras. En las pausas necesarias del locutor y al final de algunas frases como refuerzo expresivo, puede cumplir diversas funciones:

  • Delimitar núcleos narrativos, puede emplearse como un elemento de puntuación.
  • Como un elemento para subrayar determinadas informaciones (tiempo que se concede al oyente para la reflexión).
  • El silencio usado para expresar estados o sensaciones: sorpresa, miedo, etc.

Como regla general el silencio no debe durar más de unos segundos.

→ El ruido

Se trata de un desconcierto de sonidos que se deben a la superposición de elementos /sonidos de excesivas fuentes. Puedes ser originado por problemas técnicos. El ruido es una instrucción informativa porque no permite percibir con nitidez la realidad a la que pertenecen.

TIPOS DE PROGRAMAS RADIOFÓNICOS

Como en el caso de la TV, podemos ver diferentes tipos de programas a partir de los géneros a los que se vinculan.

Por ejemplo:

Programas informativos 

– Boletín informativo. Se trata de un espacio informativo que se emite cada hora, generalmente coincidiendo con las horas en punto. Suele tener una duración entre 3 y 8 minutos. Y en el se recogen las principales noticias y actualizaciones que se han producido recientemente. Equivale al noticiario de la TV, pero su duración suele ser menor y su frecuencia, mayor.

Retransmisiones deportivas

Como en TV son un elemento importante de la radio. Retransmisiones de eventos deportivos en vivo.

Programas de entretenimiento

– Magazines: formato de programa ecléctico que engloba varios géneros con el entretenimiento como hilo conductor. En la radio suelen ser programas vinculados a la actualidad, con un componente de ocio. Pueden durar varias horas.

– Musicales: en radiofórmulas musicales, suelen programarse magazines en clave musical.